En Seguros AXA preocupados por tu seguridad te sugerimos uno de los mantenimientos más importantes de tu Auto y ese es el de tus Frenos.

Los Frenos son una de las piezas más importantes del automóvil, ya que detienen o disminuyen la velocidad al circular. Mantenerlos en buen estado no solo evita daños en el vehículo, también disminuye la probabilidad de sufrir accidentes viales.

Seguros AXA te sugerimos seguir estos puntos para mantener en buen estado tus Frenos:

Primero debes revisar regularmente el estado de los Frenos, por lo que se recomienda llevar periódicamente el auto al taller para que un experto evalúe su estado. Se sugiere no dejar pasar más de 20 mil kilómetros sin realizar una buena inspección.

De igual forma debes evaluar tu forma de frenar y de conducir. Si frecuentemente conduces con sobrecupo, transitar por zonas montañosas o si frenas de forma intempestiva, se incrementará el desgaste de esta pieza. Debes llevarlo al taller con frecuencia y cambiar regularmente las balatas para mayor seguridad.

Un buen conductor debe escuchar las señales de alerta. Si al frenar sientes una vibración extraña es probable que la llanta esté mal alineada o, en el peor de los casos, algún componente del sistema de frenos está dañado y requiere mantenimiento.

Un ruido estridente puede significar un daño en el sistema de Frenos o que las pastillas o zapatas están desgastadas.

Si están en mal estado, la distancia de frenado aumenta. Cuando los Frenos están en mal estado, la distancia recorrida al utilizarlos aumenta, lo que puede ocasionar un choque o lastimar a alguien. Asegúrate de que un técnico calificado revise el líquido de frenos, los filtros y el sistema de frenado completo.

Si el freno está muy duro, las pastillas pueden estar excesivamente desgastadas. Además, el líquido de frenos puede estar sucio o deteriorado o haber una fuga en el sistema.

Seguros AXA te da algunas recomendaciones para cuidar lo Frenos de Autos:

  • Los líquidos de frenos se terminan por tres razones:

La absorción del agua

Los inhibidores de la corrosión

Los estabilizantes.

  • Revisa las balatas de los Frenos y cámbialas cuando sea prudente, procura no traerlas andando cuando ya son muy delegadas, pues se encontrarán tan desgastadas que solo harás que ya no respondan con la misma habilidad para frenar.
  • Cuida el disco ya que también puede sufrir daños debido a que el líquido de frenos esté sucio o contaminado por humedad.
  • Procura evitar el frenado brusco.
  • Cambiando las balatas adecuadamente no tendrás que recurrir a un cambio de discos, sin embargo, cada vez que realices estos cambios revísalos pues los discos también sufren desgaste.
  • El desgaste de las pastillas y los discos de frenos dependen de los kilómetros recorridos y del tipo de manejo que le demos a nuestro auto. Si normalmente tu vehículo realiza actividades que requieren un mayor esfuerzo como conducir por trayectos inestables o montañosos, entonces es necesario revisarlos con más frecuencia de la normal.
  • Usa tu caja de cambios para evitar que tus Frenos se calienten y desgasten. Esto puede ser de gran utilidad en pendientes o bajadas.
  • Aprende a interpretar las señales de tus frenos. La mayoría de los autos tienen sistemas que alertan un desgaste en los frenos. Así que en cuanto esto suceda debes llevar el coche al taller.
  • Elige tú mismo los frenos que le podrán a tu coche. Así tendrás la certeza de que estás usando productos de buena calidad y que estarás seguro al volanteo.
  • Conduce de manera correcta. Frenar bruscamente o abusar de los frenos produce un desgaste mayor en ellos.

En Seguros Axa te recomendamos que nunca dejes pasar más de 20,000 km sin que revisen completamente el sistema de Frenos de tu auto. Esta es la distancia máxima que recomiendan los expertos.

Te Sugerimos revisar tu póliza de seguros para que siempre esté vigente y puedas contar los beneficios de Seguros AXA.