Seguramente te has preguntado que pasa cuando tu auto es Perdida Total. En Seguros AXA te decimos que pasa con los Autos de Perdida Total.

En la industria de seguros de automóviles, un coche se considera una Perdida Total si el costo de la aseguradora para reparar el daño y equiparte con un coche de alquiler supera el costo de un vehículo de sustitución. En este punto, debes decidir si deseas continuar y obtener el cheque de la aseguradora para un reemplazo, usar el dinero para reparar los daños o aceptar la reclamación de pérdida total, con un árbitro.

Como se determina la Perdida Total

Después de un accidente, la declaración de Perdida Total del vehículo dependerá de la aseguradora. Algunas empresas declaran así a un vehículo si el costo de reparación es tan bajo como el 51% del valor real en efectivo del vehículo, mientras que otras empresas esperan hasta que este porcentaje sea superior al 80%. El coche todavía puede ser operable, pero si el ACV ya es bajo, como en el caso de los modelos de automóviles más viejos, el asegurador puede preferir pagar por una reposición de bajo costo.

Si estás en desacuerdo con la declaración de Perdida Total del vehículo y tu póliza de seguro tiene una disposición de valoración, puedes contratar a un árbitro externo para examinar el vehículo y estimar el costo de la reparación. Esta puede ser la mejor opción si tu vehículo tiene un valor sentimental, o si crees que la oferta de la aseguradora para un vehículo de sustitución es demasiado baja. Puedes buscar el ACV de tu vehículo en cualquier calculadora en línea.

Una vez que un Auto se considera como una Perdida Total, la opción más común es tomar el cheque de liquidación del asegurador para reemplazar el vehículo perdido. Tu cheque de liquidación incluirá el impuesto de matriculación y gastos de titulación para un vehículo de similar valor. Si el monto de dinero es suficiente para comprar el auto que necesitas, esta puede ser tu mejor opción. En los casos de pérdida de vehículo debido a un accidente traumático, un coche nuevo puede darte cierta paz mental.

Estas son las principales formas de declarar la perdida total, pero lo que realmente nos interesa es saber que hacen después de. La mayoría de las aseguradoras los reparan y los vuelven de salvamento.

Pero que es un Auto de Salvamento en Seguros AXA te decimos que es:

Un Auto de salvamento significa que en algún tiempo en la historia del vehículo una compañía de seguros clasifico el vehículo como una pérdida total por daños de un accidente o una inundación. También puede significar que es un vehículo recuperado de un robo. Las leyes varían de estado en estado en su definición de que es un vehículo de salvamento. Verifique con el departamento de transporte de su estado para información detallada.

Existen varios tipos de salvamentos:

Salvamentos por daños: son aquellos automotores que sufrieron una Perdida Total por daños, es decir, cuando el costo de la reparación del automotor, después de un accidente, supera el 75 por ciento del valor comercial del mismo en el momento del accidente.

Salvamentos por hurto: son aquellos vehículos que fueron hurtados, indemnizados por la aseguradora y recuperados por las autoridades. En virtud del contrato de seguros, para el pago de la respectiva indemnización, la propiedad del vehículo es de la aseguradora. Cuando las autoridades recuperan el vehículo, se entrega a la compañía de seguros.

Existen otros tipos de salvamentos en autos que no caben en las dos descripciones anteriores. Generalmente, estos vehículos tienen procesos de reparación complicados o no fueron satisfactoriamente reparados, razón por la cual la aseguradora paga la indemnización como Perdida Total y conserva el automotor.

Ahora ya sabes que es lo que pasa con los Autos de Perdida Total.