En Seguros AXA sabemos que muchas veces cuando contratas tu seguro no estas familiarizado con todos los conceptos  y uno de los que mas has escuchado decir es el del Deducible.

Este es un concepto que si no tienes claro en caso de un accidente te puede salir caro ese error, por eso en Seguros AXA te explicamos como funciona.

Cuando contratas un seguro casi siempre hay un costo por Deducible, que es una parte de los gastos para reparar el daño en caso de accidente. Es decir, que si sufres un robo o accidente, el Deducible será un porcentaje del costo comercial que deberás pagar tú, pues la aseguradora te entregará el resto del dinero.

Principal Función del Deducible

La función del deducible es compartir la responsabilidad entre la aseguradora y sus clientes, si no existiera el Deducible, el riesgo sería que el cliente recurra al seguro con abusos y sin necesidad real de cobrar el seguro.

Al imponer una cuota para que el cliente comparta los gastos se reduce la probabilidad de solicitudes de cobro de seguro.

El deducible es una forma de incentivar al conductor a usar el auto con cuidado para evitar situaciones peligrosas al volante.

Como calcular el Deducible

Existen formas generales para calcular el deducible, por ejemplo, a mayor costo del seguro menor deducible y viceversa, a menor costo del seguro mayor deducible.

Si pagas una mensualidad alta ya está recibiendo una cantidad importante por mantener asegurados los bienes de sus clientes, por lo tanto, ante un accidente tendrá una cifra mayor destinada a reparar los daños.

Pagar poco por tu seguro es necesario solicitar una cantidad mayor en el momento de un siniestro. Con un deducible mayor la aseguradora evita pérdidas suyas al momento de hacer efectivo el seguro.

Tipos de Deducibles

En un seguro podrán encontrar solo dos tipos que son con o sin Deducible y el porcentaje dependerá de cuanto quieras pagar de mensualidad.

El Deducible cero es donde tu no pagas nada en caso de un accidente, pero tambien es mayor el costo de tu póliza de seguro.

Uno de los objetivos del Deducible es que los conductores consideren cuándo vale la pena utilizar el seguro y que además, tomen sus precauciones al conducir, pues saben que, de alguna manera, algo de dinero tendrá que salir de su cartera.

Este monto dependerá del tipo de póliza de la que se trate. En el caso de daños a terceros, no se suele cobrar deducible, pero en casos como robo total, robo parcial o daños materiales, sí. Y aunque existen montos referenciales, el porcentaje designado.

Por ejemplo, para un accidente que demandará unos 20 mil pesos de reparación, tienes las siguientes opciones: En la aseguradora A, el deducible es igual al 20%, por lo que la aseguradora cubrirá 16 mil pesos y el usuario se hará cargo de los 4 mil restantes.

La diferencia puede ser mínima o una más considerable, y muchas veces impactará en el precio de la póliza. Por ejemplo, por un costo más alto de póliza, el deducible suele ser menor; mientras que por un costo más bajo, el deducible abarcará un mayor porcentaje.

Todo dependerá de la opción que elijas, pero siempre debes tener presente que es un costo que sí o sí tendrás que cubrir para acceder a las coberturas ofrecidas.

En Seguros AXA te sugerimos verifiques bien cual cobertura te conviene mas ya que no solo es elegir la mas barata, si no la que mas se ajuste a tus necesidades y a tu estilo de vida, debes tomar en cuenta el nivel de riesgo, y revisar todos los beneficios que tienes con cada una de ellas.