En esta actualidad lo mejor es asegurar que lamentar por que ahora no solo estamos expuestos a un accidente, o un robo.

Estamos expuestos a otras causas que lamentablemente no están en nuestras manos, pero mas vale estar asegurados que lamentar y en Seguros de Autos AXA te decimos como prevenir algunos sucesos.

Un seguro para auto consiste en otorgar un monto determinado como límite máximo de responsabilidad del asegurador, hasta el cual queda cubierto el bien asegurado, con independencia del valor real y total de dicho bien. Al contar con un seguro de auto, la persona va a tener la tranquilidad de saber que alguien responderá en caso de asalto, accidente o pérdida total o cualquier otro tipo de incidente. Es difícil dimensionar los problemas que puede traer un accidente en auto, desde la asistencia médica, los pagos hasta los arreglos, de ahí la importancia de poseer un seguro que ampare cualquier eventualidad.

Pero que causas nos pueden ocasionar accidentes:

  • Falta de Mantenimientos Preventivos
  • Manejar en estado inconveniente

Al protegerse con un seguro automotriz, la persona tendrá el respaldo de una compañía confiable que se encargará de enviar su vehículo a los mejores talleres para repararlo, incluso a los mismos distribuidores de las marcas. Una compañía de seguros maneja un volumen elevado de autos por reparar, por ello tienen mayor poder de negociación frente al taller en lo que se refiere a plazos. Al estar asegurado, cuentas con beneficios como asistencia vial las 24 horas del día, cambio de llantas, abastecimiento de combustible, grúa en caso de accidentes, reparación mecánica, entre otros.

Pero que cubre un Seguro para Autos AXA según la cobertura:

  • Protección por colisión o choque. Cubre los daños del auto al chocar contra otro vehículo o contra una estructura, así como volcaduras.
  • Responsabilidad civil por daños a propiedad de terceros. Pago de los daños causados a otros vehículos, al igual que propiedades como postes, edificios o vías públicas.
  • Responsabilidad civil por daños físicos. En tu póliza, puedes incluir a otras personas, como los miembros de tu familia, incluso aunque no manejen un auto propio.
  • Gastos médicos/protección contra lesiones personales. Que puede reembolsar los gastos médicos de los pasajeros en el auto. Por ejemplo, hospitalización, honorarios y tratamientos derivados de los daños sufridos en el accidente.
  • Cobertura contra riesgos. Es la que contempla los gastos que no son derivados de un choque, como los desastres naturales o los robos.